VETERANO GUITARRISTA DESEADENSE SE DESPIDE DE LOS ESCENARIOS

 
 
Uno de los legendarios guitarristas deseadenses, Tuny Armendáriz, decidió comenzar a despedirse de los escenarios después de varios percances de salud que lo vienen afectando en los últimos tiempos. Lo hará con un recital en el Cine Teatro Español, en la noche de este viernes.
Armendáriz, que trabajaba en el campo como alambrador junto a su hermano, fue convocado en 1967 para presentarse junto a Carmen Zizich en un gran festival de la canción, en Comodoro Rivadavia, conducido por Carlos "Cacho" Mouesca y allí descubrió su talento. A partir de ese momento, aparte de sus actividades cotidianas, estuvo presente en centenares de peñas, recitales, fiestas solidarias de la localidad, programas locales de radio y en el recordado "Viernes de café" por Canal 2 Vía Patagónica. 
"El 10 de noviembre de 1967 con Carmen Zizich, Ramón y José Nauto, debutábamos en un importante salón de Comodoro con nuestra guitarra y ahí empezó toda una trayectoria que va a cerrarse este viernes", recordó el músico, muy querido y reconocido por el público regional. "Recuerdo los miedos que teníamos, porque sabíamos muy poquito de tocar la guitarra, apenas tres o cuatro tonos, cantábamos como salía y parece que a la gente le agradó, y Carmen cantaba una barbaridad", añadió.
Siguió relatando la gran emoción vivida en aquella oportunidad cuando se encontraron con artistas como Gustavo Cuchi Leguizamón, los cantores de Quilla Huasi, Adelina Villanueva, Amelita Baltar, Suma Paz y otros. "Verlos ahí, estar con ellos,  fue una experiencia única, porque nos alojaron en el mismo lugar", recordó, acotando que "Cacho Mouesca nos llevó a LU4 y también al Liceo Militar".
"Yo estaba en el campo, trabajando de alambrador con mi hermano mayor, cuando fue a buscarme don Miguel Saffi con José Nauto, en un coche Rambler de color rojo... con los Nauto, que eran todos músicos, aprendí a tocar la guitarra; ellos tocaban guitarra y mandolín; mi hermano me dijo que se arreglaba, me dio permiso, y ahí empezó toda esta historia linda", contó.
En la misma entrevista comentó la presentación de un CD con sus interpretaciones. "Este trabajo lo había hecho con Martín Villagra para tener algo de recuerdo en mi casa, pero nada más que eso, y en ese interín tuve que entrar varias veces al Hospital, hasta que Jorge Rossi me dijo que se podía arreglar; había partes que yo no podía hacer porque tenía problemas con el hombro, y él me ayudó... él es el gestor de todo esto junto a Norma, mi esposa", declaró, agregando que "cuando salí del Hospital me encontré con esta sorpresa, que es una alegría inmensa para mí".
El guitarrista mencionó luego que alrededor de 1974 estuvo en el Festival Internacional de la Canción en Punta Arenas (Chile), donde compartió escenario con Los Cantores del Alba, Los Tucu Tucu, Aníbal Peralta Luna, el grupo chileno Los Moros, Antonio Tarragó Ros. "Ahí necesitábamos un padrino, para que nos respaldara cuando subíamos al escenario, y fueron Los Tucu Tucu, integrado en esa época por Paliza, Romero, Bulacio y Sánchez... yo estaba con un grupo que se llamaba Las Voces del Aike; habíamos ganado un festival en Río Gallegos... el premio era viajar al Festival del Poncho en Catamarca; no nos avisaron, no pudimos ir y fuimos a Río Gallegos a protestar frente al Director de Cultura... él salió medio ofendido y nos ofreció ir a Punta Arenas... en ese momento Chile estaba muy convulsionado por lo que estaba pasando; le debo mucho a la vida y a la guitarra", concluyó.