ULTIMOS ENTRENAMIENTOS PARA CRUZAR A NADO LA RIA DESEADO

 
Este sábado, alrededor de las tres de la tarde, un grupo de nadadores de diversas edades cumplirá el desafío de cruzar a nado las frías aguas de la ría Deseado. Paolo Osta, coordinador de esta travesia que no tiene carácter competitivo, comentó que vienen realizando un intenso entrenamiento de más de una hora diaria, para poder superar algunos escollos, entre los que se destacan las fuertes corrientes que tiene el curso de agua.
En esta oportunidad, el octavo cruce, se sumarán varias adolescentes de entre trece y catorce años, que tienen experiencia en el natatorio municipal pero no en aguas abiertas.
Algunos de los participantes vienen haciéndolo desde el primer año y otros se han incorporado en las últimas cuatro ediciones, pero todos manifiesta que se trata de un desafío personal y que en cada oportunidad las condiciones y las expectativas son diferentes.
Adelantaron que habrá voley y otras actividades recreativas a partir de la una de la tarde para el numeroso público que suele esperar la llegada de los nadadores.
Se anticipa que recibirán la visita de una delegación de Puerto San Julián, y que aprovecharán la ocasión para realizar otras actividades de natación dentro de la ría el domingo por la tarde.