Tendencias y tecnologías/ ALFOMBRAS SUBMARINAS PARA GENERAR ENERGIA UNDIMOTRIZ

 
Un joven investigador llamado Marcus Lehmann lleva meses trabajando en el proyecto CalWave del Lawrence Berkeley National Laboratory en California. Su desarrollo consiste en una especie de alfombra submarina que genera electricidad gracias al movimiento de las olas. Su eficiencia, afirma Lehmann, es superior a la que ofrecen los sistemas instalados desde hace tiempo en superficie.
La idea surgió en sus estudios en Berkeley, y este investigador construyó el primer prototipo en 2012 con una construcción «original»: compró los elementos que necesitaba en Amazon. El éxito de aquella idea ha hecho que él y su socio, Maha Haji, hayan logrado una inversión de más de medio millón de dólares que podría llevar este desarrollo al fondo del mar.
 
Una buena alternativa a las eólicas y solares
 
Eso sí, sin alejarse demasiado de la costa: las alfombras CalWave se sitúan a una profundidad de entre 10 y 30 metros, y ondulan a medida que las olas pasan por ellas. Eso hace que los pistones que las sostienen se muevan, y eso tiene dos efectos posibles. El primero, dar potencia a un motor hidráulico para generar electricidad. El segundo, conducir el agua de mar hacia las membranas de una planta de desalinización.
El segundo prototipo de CalWave fabricado en 2013 logró un 50% de eficiencia en convertir esa energía de las olas en electricidad, y el Departamento de Energía de los EE.UU. estima que este tipo de energía puede ser más impactante que la solar o eólica: es más predecible y hay disponibilidad nocturna, además de la mayor densidad energética (unos 30 kW/m en las costas, según esta agencia).
 
El objetivo ahora es lograr construir una pequeña planta en la costa de San Diego a finales de año. Según Lehmann esa planta tendrá un coste de 80.000 dólares y logrará producir 80 kw de potencia eléctrica, suficiente para 180 hogares. A partir de ahí la idea es crear clústeres de alfombras Calwave que permitirán recolectar mucha más energía y plantear una interesante alternativa adicional a la producción energética tradicional. 
(Por Javier Pastor; Xataka)