RECLAMOS POR EL ESTADO DE LA TERMINAL DE COMODORO A PESAR DE LA TASA QUE SE COBRA A LOS PASAJEROS

Desde el año 2009 se impulsa la ordenanza N° 9551/09, destinada a conseguir a través de una tasa fija a pasajeros, fondos que permitan mejorar las instalaciones de la Terminal "Ángel Solari". El ticket de seis pesos es abonado por cada pasajero que viaje a más de 50 km de distancia, solo quedaron exentos del pago los menores de seis años, los jubilados y pensionados.

Recién la tercera semana de mayo del año pasado, el concejo aprobó la implementación de la tasa, de modo tal que desde hace un año y dos meses está vigente el cobro. No obstante, usuarios del espacio aseguran que "las inversiones no se ven".

En el artículo 8 de la ordenanza mencionada, se establecía la creación de un fondo de mejoramiento y mantenimiento del edificio de la Terminal "el cual estaría integrado por los ingresos de la tasa".

"Los funcionarios deben viajar gratis en avión – dijo un usuario- pero nosotros pagamos además del pasaje la tasa de uso terminal, y la usan los perros". Al ser un edificio de puertas abiertas muchos canes vagabundos del centro de la ciudad hicieron del edificio un espacio propicio para pasar la noche.

Incluso el manejo de los baños, aparece como irregular para los usuarios, allí hay personas que reciben un pago a voluntad para poder mantenerlos limpios, aunque este espacio de trabajo informal que se cumple, genera que no esté siempre disponible y las condiciones de higiene se vean afectadas.

LA NUEVA TERMINAL Y LA CONFITERIA

Ante el crecimiento poblacional y el gran movimiento que hay en Comodoro en los últimos años, en el 2012 el intendente Néstor Di Pierro impulsó la posibilidad de instalar un nuevo edificio que cuente con mayores comodidades acorde a las necesidades de la ciudad. El proyecto, tenía como base la posibilidad de que el municipio no se haga cargo del edificio, "solo pondríamos el espacio físico, y las gestiones para que esto se concrete", decía por entonces el aún secretario de Infraestructura Abel Boyero.

Esta posibilidad pareció haber quedado en el olvido, ya que durante el mes de julio del corriente año, se concretó el llamado a licitación para poder dar a concesión el servicio de "confitería restaurante en la Terminal de Comodoro". De este modo, en lugar de redirigir la inversión hacia otro espacio, se proyecta que la terminal continúe en el centro de la ciudad por mucho tiempo.

Una sola empresa apareció como interesada en la concesión de la confitería, la cual propuso una inversión y trabajos edilicios a realizar en la planta alta de la Terminal más el ofrecimiento de pago de alquiler mensual que para el primer año es de 3.025 pesos, para el segundo año 3.781,25 pesos y para el tercer año de 4.537,50 pesos. El cuarto y el quinto año "cuando merma la inversión en materia edilicia- el pago propuesto es de 5.293,75 y 6.050 pesos por mes respectivamente.

DIARIO PATAGONICO