RAWSON/ 20 mil cajones de langostinos a punto de pudrirse por un paro de estibadores

 

Son 300 toneladas que habrá que desechar. Ya hay preparativos para enterrar ese producto inservible. La Municipalidad de Rawson declaró la Emergencia Ambiental.
La Municipalidad de Rawson declaró la Emergencia Ambiental debido a los 20.000 cajones de langostinos que se estarían por echar a perder consecuencia del paro de los estibadores en reclamo de un bono navideño, que ya dura dos días. De seguir la medida de fuerza, las más de 300 toneladas de langostinos se pudrirán, generando grandes problemas ambientales en toda la capital, según advierte una gacetilla de prensa de esa capital.

El secretario de Producción, Jorge Aleua, expresó que “si el paro del SUPA continúa provocará una situación complicada ambiental que va a generar una cantidad de residuos muy importante. Tengo la obligación de advertir la situación a las autoridades correspondientes y por otro lado declarar la Emergencia porque son más de 300 toneladas de langostinos paradas en las bodegas de los barcos”.

“Si no se soluciona el problema, en pocas horas las plantas de tratamiento y procesamiento no recibirían la materia prima por estar en mal estado, y esto no tiene otro destino que no sea el basural”, agregó.

Aleua afirmó que “ya estamos trabajando con máquinas abriendo hoyos en la tierra para prepararnos para una situación que podría ser caótica. No hay noticias ni de Provincia ni de su área de Pesca para responder a esta problemática”. Y aclaró: “Estamos trabajando con máquinas que no pertenecen al municipio, con el fin de no desatender las actividades que ya están realizando, para poder estar preparados y afirmados en esta inminente catástrofe ambiental”.

El secretario aclaró que “si el paro sigue sin resolverse algunas de las empresas ya informaron que las embarcaciones que no están equipadas con sistemas de frío, no estarían en condiciones de entregar el pescado que tienen a bordo debido a su condición y que no estaría apto para el consumo humano”.

Por otro lado, como viene denunciando esa Municipalidad, día a día se incrementan los residuos en la zona del Puerto y El Elsa debido a que cientos de cajones de langostinos son sacados del muelle de manera irregular. “Se solicitó colaboración en todos los ámbitos y los que siempre respondieron para solucionar este problema son el municipio, Obras Públicas que se encarga de la recolección, y nuestros inspectores que realizan caminatas a diario para llevar un control sobre este tópico”.

“Reclamamos a la Prefectura por colaboración para que cumpla con su función ya que es el primer eslabón de control para que no se retiren langostinos del puerto de forma irregular. Está incrementando el número de efectivos para controlar y nosotros estamos agregando más inspectores”.
DIARIO JORNADA