PELIGRA CENTENARIO MUELLE DE MADERA EN PUERTO DESEADO

 
El Muelle de Ramón, que ha superado ya los cien años de existencia, está situado en una pequeña bahía ubicada en la costa norte de la Ría de Puerto Deseado, un lugar que por su conformación geográfica  es uno de los pocos sitios seguros para disfrutar de la natación y los deportes náuticos ya que está protegido de los vientos y las fuertes corrientes de mareas. Es precisamente la única zona de playas habilitadas por el municipío durante el verano.
Cabe recordar que en 1909 los constructores del ferrocarril prefirieron ese lugar para construir, en tiempo récord, un muelle destinado desembarcar elementos y parte de los materiales que dieron origen a la maravillosa estación de trenes, hoy museo regional. La obra estuvo a cargo del carpintero de ribera Adriano Blanco, y durante la intendencia de Rafael Gómez Wilson (1983-87) se decidió colocar una capa de cemento que permitiera una mejor y más segura transitabilidad tanto para los deseadenses como para los turistas.
Una nota de la Fundación Conociendo Nuestra Casa señala que "el tiempo y la total falta de mantenimiento hoy ponen en peligro su estabilidad,  debido a ello desde tiempo atrás la Fundación Conociendo Nuestra Casa viene solicitando a distintas autoridades su urgente reparación".
Advierten que "la situación se ve agravada en estos momentos por el reciente daño producido en uno de los travesaños de su extremo oeste que, de no repararse a la brevedad, puede poner en peligro la estabilidad de toda la construcción".
La FCNC menciona que "además de ser una zona de recreación donde la población disfruta de sus playas, la Fundación Conociendo Nuestra Casa la emplea como aula natural para desarrollar su programa de formación en valores  que emplea las actividades náuticas como herramientas educativas".
 
LA NOTA
Reproducimos textualmente la nota enviada hace casi tres años por el presidente de la FCNC, Marcos Oliva Day.
Puerto Deseado, 21 de diciembre de 2012.
Sr. Jefe de Puerto, Dn. Fernando Toledo
 
                                                  Conociendo su preocupación por la seguridad en los puertos y por la conservación del patrimonio histórico de Puerto Deseado, tengo el agrado de dirigirme a Ud. con relación al preocupante estado que presenta el Muelle de Ramón.
                                                  Como es fácil apreciar en las fotografías que acompaño a esta carta, faltan prácticamente todos los travesaños laterales del costado derecho y algunos del izquierdo y los puntales que se encuentran en el extremo muestran rajaduras y agujeros, falencias todas que debilitan notablemente su estructura.
                                                 Las circunstancias apuntadas, sumadas a la antigüedad de la construcción, estimo que tornan necesario tomar urgentes medidas de conservación.
 
Foto compartida por Luis José Soto, c. 1940