NO ALCANZA CON PLANTAR ARBOLES. ADEMAS HAY QUE CUIDARLOS

Todo plan de arbolado urbano requiere, posteriormente, los cuidados que corresponden, aunque no siempre esto ocurre. Las especies tienen requerimientos que, luego de una primera etapa, son dejados de lado, con lo que, entre otras cosas, se desperdician recursos públicos que se usaron para adquirirlas.
    Vecinos de Puerto Deseado que transitan diariamente en cercanías del edificio de la sede de carreras terciarias, próximo a otros dos establecimientos educativos, habían observado que el arbolado de esa zona venía deteriorándose y sólo crecían altos yuyales.  A raíz de esto, la Dirección de Forestación y Espacios Verdes ha puesto en funcionamiento un plan de mantenimiento de árboles y plantas que quedaron pequeños y con riesgo de vida debido a circunstancias naturales como la falta de nutrientes y agua.
        Para ello se ha planificado un trabajo de acarreo de agua en la zona donde se encuentran plantados. Los pinos fueron instalados en el predio de la sede universitaria y aún sobreviven a pesar de la falta de agua y el fuerte viento que los azota de forma constante.
Gregorio Miño, titular de la Dirección, sintetizó que en principio el trabajo por el que se ha optado es de mucho riego. Luego se removió y renovó la tierra para que los mismos recobren fuerzas y se llenen de los nutrientes faltantes y finalmente se les incrementará una protección para cuidarlos de los animales sueltos.