MENSAJE DE PERALTA: 'DESDE DICIEMBRE NO HAY MAS TELEFONO DIRECTO CON NACION'

Utilizando dos horas reloj, el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, realizó el último discurso de su actual gestión ante la Legislatura provincial. Inició el mismo encarando de manera directa la situación económica provincial, recordando la imposibilidad que hubo en todos estos años de poder encarar la sanción de una nueva ley de coparticipación nacional y las variables que afectaron el Presupuesto provincial. En particular, habló de la incidencia de la masa salarial en los números de la provincia que, con una erogación de 16.280 millones de pesos, abarca el 89% de los recursos corrientes previstos para este año.
En esa cifra están incorporados los 9.362 millones de pesos de haberes para el sector activo, 4.301 millones del sector pasivo y las transferencias para salarios a municipios, organismos, educación privada y otras asistencias que tienen dicho fin.
Adelantó el envío a la Legislatura provincial de la ratificación del acuerdo firmado con Nación del programa federal de desendeudamiento, que consolida la deuda que la Provincia tiene con el Estado nacional a partir de las asistencias brindadas en 2013 y 2014, totalizando 1.489 millones de pesos, los que deberán pagarse en 189 cuotas iguales y consecutivas a un 6% anual, con un período de gracia de un año, pero que se ratificarán, como el año pasado, cada tres meses.
 
Sector petrolero
Siempre enfocado en la problemática que se debe afrontar para la obtención de recursos, el gobernador recordó que a consecuencia de la baja del crudo se trabajó, convocados por Nación, en buscar distintos cursos de acción para mantener la actividad del sector. Entre las decisiones adoptadas, hay una que afectará los ingresos de manera directa: “desde marzo de 2015 se concreta la baja de 7 dólares por barril, que significará una disminución del orden de los 30 millones de pesos mensuales”, señaló Daniel Peralta. Reconoció en ese sentido que “las provincias aceptamos la disminución del precio del barril porque el otro camino es la desocupación, la baja en la producción, la pérdida de la paz social y todo eso, en definitiva, significaría una caída mayor de regalías”.
A la hora de hablar de lo actuado por el Instituto de Energía, valoró la implementación de un nuevo software de control de las regalías, rechazando que el Estado haya sido indolente sobre este tema.
A la hora de hablar de las concesiones, Peralta fue muy duro, nuevamente, con Petrobras, a la que calificó de “la peor operadora de Santa Cruz”, reconociendo que el hecho de que sea estatal brasilera obligó a tener una mirada más contemplativa por las relaciones bilaterales entre ambos países. 
“Debimos tener demasiada paciencia, pero esta se ve ahorcada por la realidad”, sostuvo, insistiendo en que “se debe sostener la actividad en la cuenca austral, no sólo mantener el trabajo, sino aumentarlo”.
Fue en ese punto que el gobernador planteó que “no nos podemos permitir actividad cero en algún yacimiento de nuestra provincia”, por lo que dijo que lo actuado sobre OIL tendrá su correlato con otras siete áreas. “Si no se hacen las inversiones correspondientes, no importa el año electoral, no importa el apellido: si tiene las áreas, tiene que producir, no produce, quitamos las áreas”.
 
Recaudación provincial
Sobre la recaudación provincial, Peralta destacó la modernización tecnológica que tuvo la Secretaría de Ingresos Públicos, lo “que ha permitido incrementar sustancialmente la recaudación”. Detalló las leyes aprobadas desde 2012 a la actualidad por la Legislatura, las que han permitido este crecimiento de ingresos de tal forma, dijo, que “de 945 millones recaudados en 2011, en 2014 pasamos a 3.034 millones de pesos, cerrando el último año con una suba de casi el 50% respecto del año anterior”. 
Razón por la cual el año pasado la transferencia a municipios de más de 900 millones de pesos significó “un incremento interanual del 55%”.
En ese sentido, se refirió a la actividad minera y sostuvo que pese a la aprobación del impuesto inmobiliario minero y a la eliminación de exenciones a las regalías, “se tiene la convicción política que lo que deja la renta minera en la provincia es inadecuado”. 
 
Política de seguridad
En lo que hace a Seguridad, Peralta detalló la inversión en equipamiento que se viene realizando con fondos propios y también con asistencia nacional. Hizo especial mención a la capacitación y a la nueva carrera acordada con la UNPA en un convenio “que esperamos este año profundizar”.
También destacó la habilitación de un “gabinete de Criminalística en Puerto Deseado, Las Heras, Pico Truncado y Piedra Buena”.
Rescató la puesta en funcionamiento de la Agencia de Seguridad Vial y la creación del Consejo del Salario. En este punto, adelantó el pronto envío a la Legislatura provincial de una Ley de Seguridad Ciudadana, “que vendrá a ratificar el cambio de paradigma que queremos trabajar con nuestra fuerza de seguridad”.
También habló de la Secretaría de la Mujer y la lucha contra la trata de personas, por la que reconoció que “se rescató a 150 víctimas y sólo hubo tres juicios. 
 
SPSE y Distrigas
Párrafo aparte en su discurso, el gobernador enfatizó y detalló ampliamente las distintas obras de extensión de red de agua y energía por parte de SPSE y de gas, en el caso de Distrigas.
Volvió a reclamar por el acueducto cordillerano, “verdadera solución para el agua en el flanco norte de la provincia”. Señaló que se le presentó a la presidente Kirchner una carpeta que tiene la actualización de los valores de la obra, que ascendería a 779 millones de dólares para su concreción.
Respecto a la crisis de agua en Caleta Olivia, señaló que ya se firmó el convenio con el Enhosa para la ejecución de una planta de ósmosis inversa en esa ciudad por 84 millones de pesos, que sería igual a la que se está terminando en Puerto Deseado. También adelantó que se trabaja en un nuevo convenio con Chubut, haciendo una salvedad en este punto sobre el ex secretario de Energía de Nación, Daniel Cameron, hoy asesor en SPSE y “uno de los cuadros más preparados que tiene Santa Cruz”, indicó Peralta.
 
Caja de Previsión Social
En cuanto a este organismo, Daniel Peralta reiteró el desequilibrio que tiene entre sus ingresos y egresos, pero sostuvo que “la no transferencia de la Caja a Nación es una decisión política”.
Señaló que se pagan hoy 16.533 prestaciones por un total anual de 4.301 millones de pesos, para lo cual la Caja cuenta con ingresos por aportes y leyes especiales por 3.151 millones de pesos, siendo los restantes 1.150 millones aportados por el Tesoro provincial. 
“Para hacerlo hubo que, necesariamente, reorientar partidas, como hubo que hacer en otros ítems del Presupuesto provincial”, indicó el gobernador y resaltó que “para la futura gestión 2015-2019 que viene, será necesario tener una mirada de entendimiento primero con el Gobierno nacional, porque es necesario de que se entienda que este régimen jubilatorio santacruceño forma parte de nuestra construcción y constitución histórica provincial, no sólo se trata de un cambio de sistema”.
Y agregó que “está claro que la variable hoy no da, pero tengo el convencimiento que por sí sólo no se podrá hacer y hace falta también que hagamos jugar en esto otras cuestiones que los santacruceños aportamos al recurso nacional”, señalando además que “el entendimiento debe ser general, porque en cualquier encuesta que se haga, por el fuerte impacto del empleo público de la provincia, el 70% se opone a que haya cambios en la presente ley, pero tenemos que tener claro que esto impacta fuertemente en otras actividades de nuestra provincia”.
“No hay quién no pueda reconocer ni sepa que esto (el sistema jubilatorio) es inviable, pero en el camino de cómo revertirlo tenemos que estar todos”, insistió, ya que “de cada 100 pesos que se pagan en jubilaciones, 27 son aportados por el Tesoro provincial”.
En este punto, recalcó la falta de aportes de los municipios para con el sistema previsional. “Sólo la Municipalidad de Río Gallegos hace un pago parcial equivalente al 10% de lo que debe pagar. Si los municipios pagaran sus aportes, ese déficit se reduciría a 14 pesos, permitiendo que los 13 restantes puedan ser derivados a otras necesidades de los vecinos”. 
 
Salud
En materia de salud, destacó la adquisición de equipamiento de alta complejidad, adelantado la llegada de un nuevo tomógrafo para el Hospital de Río Gallegos esta semana. “Hemos incorporado 200 profesionales, 70 son médicos, el resto de otras disciplinas (enfermeros, fisioterapeutas, bioquímicos, etc.)”, señaló.
Puso especial énfasis en la próxima implementación de un “servicio de hemodinamia de alta complejidad, que es un proyecto académico médico asistencial con asesoramiento de un grupo de médicos de prestigio nacional e internacional. Ya se contrató a un hemodinamista y a cirujanos cardiovasculares con asiento en Río Gallegos”, indicó Peralta.
Luego de detallar distintas obras que avanzan en toda la provincia, Peralta admitió que “la salud en Santa Cruz pasa momentos difíciles. Pero eso no significa que no estamos haciendo nada para revertirlo”. 
 
Educación
A la hora de hablar de educación, Peralta destacó el crecimiento de matrícula en los establecimientos. “Creció un 25% entre 2007 y 2013. 101 mil alumnos escolarizados en 2014. Un 8% más que en 2011”, lo que obligó a crear nuevas escuelas. “Se construyeron 8 nuevos edificios y se crearon 28 nuevos establecimientos”, indicó. Resaltó que hay un total de 11.353 docentes, un 15,3% más que en 2011.
En tiempos en que se comenzó el debate en paritarias y con un paro de 48 horas por delante decretado por la Adosac, Peralta hizo especial mención a los salarios docentes.
Recordó que en materia salarial “se hizo un importante esfuerzo para tratar de recomponer el salario de bolsillo, siendo Santa Cruz una de las tres provincias que no cuentan con un recibo de haber sin montos no remunerativos”.
Detalló que un maestro inicial de bolsillo ganaba en 2011 4.458 pesos y que para diciembre de 2014 su sueldo se había elevado a 9.491 pesos, con un incremento del 113%. En tanto, un director de escuela con 10 años de antigüedad, que en 2011 ganaba 10.074 pesos, en diciembre de 2014 su sueldo ascendía a 25.033 pesos, lo que implica un 148% de incremento salarial. Planteando finalmente que un supervisor de escuela con 20 años de antigüedad que en julio de 2011 cobraba $ 12.738, hoy cobra 31.070, lo que implica un 248% de recuperación salarial.
Más allá de las cifras, Peralta sostuvo que desde el Gobierno se entiende que el salario del docente tiene que ser tan bueno como el salario de un médico de la salud pública o de los que velan por la seguridad, pero el límite es el Presupuesto.
Mantener abiertas las paritarias “ha sido un eje de nuestro Gobierno”, pero también advirtió que “habrá que tener un grado de inteligencia para afrontar las mismas este año, para poder llevar una pauta salarial acorde a la realidad de la provincia y que no cause que la vida de los santacruceños se vea interrumpida por conflictos que alteren la paz social”, indicó para lo cual, dijo, “vamos a poner todo lo que esté a nuestro alcance, como lo hicimos siempre”.
 
Zonas francas y represas
En su discurso, el gobernador no dejó de mencionar las represas hidroeléctricas y las zonas francas. Respecto de las primeras, indicó que el próximo jueves estarán los dos presidentes de las empresas que componen la UTE, “esta obra habilita una mirada diferente de lo que será Santa Cruz en el futuro”, ratificando que la misma ya está a punto de comenzar “y creo que en eso todos tenemos el desafío de su desarrollo”.
Respecto de las zonas francas, recordó que se está a la espera de la autorización del Ministerio de Economía de Nación para iniciar su construcción, “nos parece un tema importante que tendrá consecuencias en el corto y mediano plazo su puesta en valor”.
 
“Cada peso que sobró fue a la gente”
Finalizando su discurso, el gobernador reiteró su política de recuperación salarial para los trabajadores estatales. “Cada peso que nos sobró fue a parar al bolsillo de nuestra gente, algunos podrán cuestionar esta decisión, pero fue una decisión política de mi gobierno”.
Además de rescatar las grandes inversiones nacionales, Peralta enfatizó el apoyo que el ex presidente Néstor Kirchner le dio a su Gobierno. Y más allá de las diferencias “que todos saben” que tuvo o tiene con el Gobierno hoy, sostuvo que “el juicio sobre los gobiernos de Néstor y de Cristina los hará la historia, y en el país y sobre todo en la Patagonia Sur no se puede dejar de reconocer lo mucho que han hecho”.
“Será el pueblo en octubre de este año quién juzgará con su voto este proceso”, sostuvo Peralta y recalcó “no voy a repetir acá las diferencias que hemos tenido. Con esta cámara hemos tenido profundas diferencias y seguramente seguiremos teniendo, pero se saldarán con la gente votando”, sostuvo el gobernador. Recordó que el 11 de diciembre “se deja de tener teléfono directo con quien ocupe el sillón de Cristina. Ese teléfono sirvió para mucha de la infraestructura que se instaló para el desarrollo, pero ahora vendrá una etapa diferente”, advirtió. 
“No sé quién será el presidente ni quién sea el gobernador o los legisladores, eso lo dirá el pueblo, pero sí sé que la mirada será distinta en cualquiera de las circunstancias y hará falta un enorme ejercicio de entendimiento para afrontar el período que viene”, sostuvo, haciendo entender que “los santacruceños somos 300 mil personas en un rinconcito de la patria, pero que igualmente tenemos mucho para dar”. 
En ese punto, Peralta reconoció a la gente. “El pueblo es noble y ha demostrado saber aguantar los cimbronazos de la historia. Yo creo que es necesario entender que la gente está esperando una discusión política en campaña que supere el agravio personal, que supere el señalamiento con la mano de los que no piensan como nosotros, porque seguramente hasta con la oposición más dura vamos a encontrar puntos de entendimiento, como en el agua para el flanco norte o las represas”.
“Acá no se acaba el mundo, acá hay un tiempo de futuro para Santa Cruz, de esperanzas, de expectativas creadas, donde la gente va a buscar de sus dirigentes el cómo van a afrontar los tiempos que vienen”, sostuvo y agregó “estas dificultades de hoy las vamos a superar, no tengo dudas, porque la política es eso, renovarse para enfrentar esas dificultades”, sostuvo.
Finalmente indicó que “nuestra provincia y nuestro pueblo ameritan que enfrentemos el año con mucha fe y con mucha esperanza, porque tenemos que entender que todo lo hecho hasta acá es parte de una escalera que no debemos derribar para poder seguir subiendo. La mirada de aprobación o reprobación lo dará la gente en octubre de este año, por eso hay que enfrentar el proceso con tranquilidad y enfocarse en la propuesta. Después será la historia la que juzgará”, concluyó.
LA OPINION AUSTRAL