FALLECIO LUDIVINA ´Chola´GARCIA

HASTA PRONTO,
CHOLA!
El miércoles 26 por la mañana falleció Ludivina «Chola» García, la esposa de nuestro entrañable amigo Pedro Urbano. 
Desde su carácter reservado, su fino análisis de la vida y su amplia cultura general eligió ser nuestra amiga, nuestra anfitriona que nos esperaba con las mejores lentejas y un superlativo arroz con leche del que nunca nos reveló sus secretos. La que me invitaba a tomar la merienda con Pedro en mis años de soledad y me mostraba los atesorados álbumes de los tiempos de teatro donde se destacaba su hermano Alfredo. La que nos contaba orgullosa de su casita cerca del puerto, y de los tiempos de Piola en el Club Ferro, y de la nostalgia que le traían algunos tangos. La que brillaba cuando la llamaba Pedrito desde España. La quisimos, y lo supo. Nos quiso y lo supimos. Estamos al día. 
En este tiempo de sufrimiento que la vida le deparó, eligió la dignidad y la reserva, como siempre. Recluida en su casa, que fue siempre su reino, se acercó nuevamente a la lectura de los evangelios y seguramente, ordenada como era, se dedicó a reordenar sus recuerdos de tiempos pasados.
Ella no nos pertenecía, y donde esté, está libre de sus dolores y del sufrimiento que vivió en estos últimos tiempos. «Se fue con una tremenda paz», me dijo Pedro.
                  Mario dos Santos Lopes