EL SUBSECRETARIO DE PESCA AFIRMO QUE NO SE PUEDE OBLIGAR A LOS BUQUES A OPERAR EN DETERMINADO PUERTO



El subsecretario de Pesca de la Nación,  Miguel Bustamante, admitió que no tiene aún un pedido de audiencia formal de parte de los estibadores y del poder  político local para tratar  el tema de la fuga de los poteros  hacia el puerto de Mar del Plata aunque adelantó que no existen herramientas para obligar a los armadores a que efectúen sus descargas en el muelle de Deseado.

En diálogo con Mar&Pesca, el alto funcionario nacional aseveró que al día viernes no tenía ninguna noticia con respecto a un pedido de audiencia, “pero si me piden no tengo problemas en recibirlos y además mi obligación es escuchar a todo el mundo pero quien tenga un mínimo conocimiento de la legislación pesquera sabe que no existe la obligatoriedad de un barco a descargar en  un determinado puerto salvo los que tienen cuota que haya quedado de alguna manea sometido a una decisión del Consejo, pero no en el caso del langostino y el calamar que son especies anuales que no están cuotificadas”, explicó.

Aunque se mostró comprensivo ante el eventual planteo de las autoridades locales,   Bustamante recalcó que “no existe ninguna herramienta coercitiva que obligue a un armador a descargar en determinado puerto”.

“Habrá que escuchar y buscar soluciones y también hablar con los armadores para ver que condiciones cambiaron para que los barcos que históricamente descargaron en Deseado ahora no lo hagan, pero lo que no se puede hacer es obligarlos de a ir a determinado puerto”, finalizó.