EL PROGRAMA PATAGONICO, SELLO DISTINTIVO Y FEDERAL DE LA UCA, NO DEBE DESAPARECER

Durante veinte años la Universidad Católica Argentina se distinguió por generar el Programa de Investigación Geográfico Político Patagónico. Centenares de estudiantes de Argentina y otros países viajaron por tierra, conociendo la auténtica Patagonia profunda, sus problemáticas, sus aspiraciones, su potencial y sus realidades concretas, las que no muestran los medios centralistas que "informan" y deforman a un país notablemente unitario.
Siempre ponderamos la decisión federalista, amplia y visionaria de la UCA al movilizar a jóvenes que tendrán en sus manos las grandes decisiones de nuestro país en los próximos años con una visión diferente, con desafíos de superación, con tareas concretas que les permitieron superar marcos netamente teóricos y resolver problemas en las comunidades donde trabajaron con el PIGPP.
Los hemos conocido, hemos interactuado con ellos, los escuchamos y nos escucharon. Esos jóvenes tienen un plus en su formación personal y profesional. Lamentablemente esta posibilidad queda cercenada para los nuevos y los futuros estudiantes de la UCA.
Gente querida como Alex Vallega, Florencia de Lorenzo, María Marta Orfali Fabre, Francisco y muchos otros animaron esta valiosa iniciativa, que la UCA debería recuperar, porque ha sido parte de su identidad, y ha sido una publicidad mucho más positiva y efectiva que los carísimos spots que escuchamos ahora en radios porteñas. No es el marketing lo que distingue a una casa de altos estudios, sino el prestigio y los valores que practica y predica.
En Puerto Deseado los vimos en nuestras calles y en la estación ferroviaria, colaborando en encuentros de ferroviarios patagónicos, promoviendo charlas y conferencias, interiorizándose de una temática que es parte del pasado y parte del futuro de nuestra región. Los vimos restaurando a pico y pala las vías arrancadas del tramo inicial de la línea Deseado-Las Heras, y reconstruyendo la casa abandonada en el histórico faro de Cabo Blanco, donde también fundaron un club de rugby.
Gracias al Programa Patagónico, y en el marco de las IX jornadas patagónicas, pudimos presentar en un acto de notable calidez, Portugal Querido, un libro que refleja la dura vida de los inmigrantes portugueses en la Argentina y en otros países.
La Patagonia sigue siendo un gran olvido para millones de argentinos. Esperamos que se revise esta medida, que se corrija lo que haya que corregir, que se reformule lo que haya que reformular, pero que la UCA no abandone esta iniciativa de notable calidad educativa, de compromiso social con nuestra región periférica y de estímulo a quienes creen en un país totalmente integrado. SerÁ justicia.

Mario dos Santos Lopes
Ediciones culturales El Orden
Semanario El Orden, Puerto Deseado