EL INTENDENTE Y GREMIOS VIAJAN A RIO GALLEGOS TRAS EL CONFLICTO/ EL PUERTO VUELVE A TRABAJAR

Finalmente, lo que parecía transformarse en uno de los más duros cortes de ruta que sufrió Puerto Deseado, se destrabó a muy pocas horas de la Nochebuena. El reclamo de los estibadores portuarios con respecto al "fondo anticrisis" que se estableció en 1999 derivó primero en una protesta frente al municipio, en pleno centro de la ciudad, y luego en la manifestación sobre la ruta nacional 281, que se fue endureciendo a lo largo de dos días. Fuerzas de Gendarmería habían llegado a las cercanías del piquete, y se temía un agravamiento de la situación. Varios camiones con mercaderías alimenticias decidieron regresar a sus puntos de origen, pero no se produjo desabastecimiento en ese rubro, aunque sí en el sector de combustibles.

 

 

 A las 14,30 del jueves 24, fue el intendente municipal Gustavo González, quien confirmó en el programa radial Deseado Revista (FM Desiré) el levantamiento de la medida, tras arduas gestiones de mediación entre el sector portuario y el gobierno de Alicia Kirchner. "Se presentó, no una nueva propuesta sino la que estaba desde ayer (por el miércoles) de parte del gobierno provincial. He sido un intermediario entre los reclamos de los estibadores y guincheros, y las propuestas del gobierno. Gracias a Dios se levantó a las 14,20 el corte de ruta, con un compromiso de los sindicatos de levantar no solamente esta protesta sino que también se levanta la inactividad que teníamos en nuestro puerto", explicó, agregando: "esto significa que en los próximos días el puerto va a volver a tomar trabajo con respecto a los contenedores, los buques porta contenedores, y por parte del gobierno el compromiso de que el lunes tenemos que estar todos en Río Gallegos para charlar con el ministro de Gobierno, el ministro de la Producción y el subsecretario de Trabajo".
    El jefe comunal detalló que el propósito de la reunión es "empezar a trabajar para lo que va a ser el 2016, en un fondo anticíclico, pero que no sea solamente para los estibadores sino que va a abarcar a todos los trabajadores de la pesca, como marineros y trabajadores de las plantas".
    "He pedido disculpas y vuelvo a pedir disculpas si no hemos podido arreglarlo antes, pero cuando se habla a veces de dinero, y en esta situación en que se encuentra la Provincia, es difícil", expresó González, para añadir: "sabemos que hay gente que ha perdido un paquete turístico o que se iba a pasar las fiestas a algún lado y esto hizo retrasar todo". Subrayó "la buena predisposición de los sindicatos, ya que nunca se perdió el diálogo por más discusiones que hemos tenido" y consideró que "hay que proyectarse, hay que trabajar por el bien de la comunidad y tener las reglas claras... ese es el compromiso que tenemos que lograr de acá en adelante".

 

"Gendarmería intimó a los estibadores que se encuentran en el corte de ruta en la entrada a la Gruta de Lourdes, a desalojar el piquete. Caso contrario, se espera de un momento a otro la intervención de la fuerza para liberar el paso", informaba en la mañana del 24 Vía Patagónica". Todo se resolvió pacíficamente.