DURO CUESTIONAMIENTO SOBRE EL SISTEMA DE SALUD TRAS UN FALLECIMIENTO

Carta abierta de Oscar “pipi” Muñoz reconocido periodista local “Los políticos van al cielo y los ciudadanos de a pie”

El reconocido periodista Oscar “pipi” Muñoz de canal 9 le escribió una carta abierta los políticos de la provincia y de la capital luego de pasar por carne propia la desiversion en el sistema de salud en la provincia que termino con la vida de la mama de sus hijos.

En la carta Oscar muñoz comenzó su escrito con “Una madrugada, en la guardia del Hospital Regional de Río Gallegos, me convencí que los políticos “van al cielo y los ciudadanos de a pie, comunes como vos y yo, quedamos directamente en las manos de Dios” y en un emocionante relato manifesto:

“Te voy a contar cosas que viví…seguramente, junto a vos, a los cientos de personas que circulan diariamente por la guardia del hospital local, buscando ayuda…que los curen, que los tranquilicen, que les digan que ellos…que sus parientes o sus hijos se van a poner bien. Ahora comprendo la seriedad y el trato displicente que aplican a la hora de atender, es producto directo de la coraza que tienen que tener para no quedar sentados en un silla sin poder actuar, agotados por el cansancio o vencidos por luchar con un sistema estatal, que se devora hasta el mas fuerte”

En este sentido agrego “La angustia de ver a la madre de mis dos hijos, en una situación tan compleja, como difícil para estabilizarla, pude observar que la impotencia los hace totalmente impermeables a los que los rodea, un enfermero que hace múltiples tareas y ya avanzada la madrugada, hasta la médica de guardia, ya hacía, de hecho una doble función, lidiar para encontrar un diagnostico a la cantidad de pacientes que llegaban sin parar, hasta tener que hacer de enfermera ante la imposibilidad de cubrir la demanda incesante, escucharla decir…a la médica (la única que vi en toda la madrugada) lamentablemente uno a veces se cansa de lidiar con tanto…y queda para uno, pensar si es por el dolor reinante en esta atestada guardia del HRRG con medios tan exiguos…ya sea de profesionales, de insumos, de aparatos o de la desidia estatal.

Pero, porque te decía que “los políticos van al cielo y los ciudadanos de pie estamos en manos de Dios”, déjame que te explique en un determinado momento que la situación se agravaba se dispone que hay que trasladar a la mama de mis hijos a realizar un estudio, a los minutos, me parecieron una eternidad, llega un joven con una silla de ruedas, al ver el cuadro, y que se le dice ¿cómo una silla de ruedas?, ¿vos ves el cuadro que tenes adelante? sondas varias, suero, oxígeno, deterioro general…¿cómo una silla de ruedas?…a los minutos, comprensiblemente comienza por traer un camilla, conectar el oxígeno y de repente la frase…me ayuda estoy solo…
A partir de allí, me di cuenta que el político nunca, bajo ninguna circunstancia va a vivir una circunstancia de este tipo, no sufrirá el golpe de verse absolutamente vulnerable en un guardia desbordada por la cantidad de pacientes y la evidente falta de personal para cubrir, cada uno de los casos, la cantidad a todas luces ajustada al mínimo imprescindible se nota y que no venga ningún burócrata desvergonzado a decirme que se cumplen estándares. Nada, señores políticos, hay falencias y la gente se muere me entendes, se mueren”

Entrada la mañana y después de más de 12 horas, es decir medio día, deciden trasladarla finalmente a terapia intensiva…en un par de horas, se abriría una puerta y brevemente dirían…falleció.

Ahora, que ya paso todo, (o no) uno (es decir yo ) me pregunto, ¿porque no le encontraron una solución?, ¿porque se tuvo que deambular pidiendo, rogando a muchas personas en la Caja de Servicios Sociales, que apuraran su derivación, que le hicieran una junta médica, que se agravaba su estado nada solo la dilaciones, la burocracia aplastante impedía todo…pero ya es tarde para lágrimas, se murió.
Ahora todo está terminado, de la muerte no se vuelve, de la inoperancia, de la desidia tampoco queda claro que la ineptitud y la corrupción matan, los hicieron varias veces en el país y también aquí en Santa Cruz, es claro que los miles de millones de pesos en obra pública corrupta, te la sacan del bolsillo vía la falta de salud, educación o justicia la corrupción mata.

Sobre el actual estado de el Hospital de Rió gallegos dijo : “Lo que pude observar a lo largo de horas, seria tedioso y te aseguro doloroso, compartir la sala de espera, que es lo más parecido a un deposito del dolor, de la impotencia y de la amargura, donde convivís con gente alcoholizada que duerme en las desvencijadas sillas, o detenidos esposados con custodia policial de cara a la pared que te observan como con vergüenza.

Las carencias están a la vista y las vive el ciudadano de pie, el político con las prerrogativas que tiene, seguramente no sabe de qué hablo y si le llegase a por una circunstancia de ese tipo, te aseguro, que de ninguna manera vería, lo que me tocó conocer en esa madrugada. Los políticos definitivamente son privilegiados, no tiene los mismos problemas que tenemos nosotros.

Haciendo mención a el viaje de urgencia por la torcedura de la Presidenta Cristina Fernandes de Kirchner menciono: “basta recordar, como ejemplo, que ante una duda se movió un avión que vale millones de dólares, solo para trasladar a una persona a centro privado en Bs As.

también sobre la realidad de la caja de servicios sociales de santa cruz cito: “Nosotros, vos y yo, esperamos durante un tiempo indeterminado que la Caja de Servicios Sociales te derive, o buscas en vano que te atienda un especialista en el Hospital Público lo lamentable como le paso a la mama de mis hijos, la derivación que espera hace meses, ahora no le es útil, la burocracia pudo más, ahora está muerta y de eso no hay vuelta, de la muerte no se vuelve.

La espera le gano, la enfermedad corrió más rápido que el expediente esto último lo saben muy bien aquellos que deben hacerse controles periódicos y no tienen la suerte de poder viajar, cuando todavía pueden ayudarlos.”

Al final de su emocionante carta Oscar Muñoz se refirió a que Los políticos no soportan lo que aguanta uno de nosotros con el sistema público de salud, “mientras tanto en la cadena de la alegría y el ánimo provincial y nacional, te dicen que todo está bien, que no hay mejor sistema de salud en Latinoamérica, mientras aquí en Santa Cruz la salud viaja en tráiler, en camiones, igual que la verdura, la carne y pescado para todos y todas, mientras los políticos, a los que detentan el poder del Estado, nada les importa, eso me quedo absolutamente claro, tratan de tapar con el relato y la propaganda todo lo que pasa ”