Dictamen de 20 páginas/ El INADI cuestiona la elección de la reina del trekking

RESOLUCIÓN DEL INADI SOBRE EL CERTAMEN DE ELECCIÓN DE REINA DEL TREKKING.

El pasado mes de Mayo de 2.014, y coincidiendo con la Feria del libro, desde esta Biblioteca se invitó a representantes de la Comuna de El Chaltén a participar de un debate abierto a toda la comunidad a fin de revisar y marcar la necesidad de reflexión y cambio respecto de la celebración del certamen “Elección de Reina” de nuestra fiesta nacional del Trekking. Paralelamente, se juntaron firmas y adhesiones a un escrito que presentamos ante el comisionado, con el detalle de fundamentos socioculturales y jurídicos por los que se solicitaba la eliminación del certámen basado en criterios de belleza estereotipados, y haciendo hincapié, entre otras cosas, en la cosificación de la mujer como un objeto sometido a la valoración y ponderación por parte de otros. Asimismo, en el mes de Julio de 2.014 nos personamos ante la sede del INADI en Buenos Aires presentando copia de nuestra solicitud junto con todas las firmas recogidas, por lo cual dicho organismo abrió el correspondiente expediente.
En la pasada semana, hemos tenido conocimiento de una reciente resolución del INADI fechada a 5 de Marzo del corriente, y dirigida a la comuna de nuestra localidad, la cual celebra su iniciativa de someter a revisión y ponderación el Reglamento de la Reina Nacional del Trekking edición 2.014. Iniciativa que, desde esta Biblioteca Popular, celebramos también muy encarecidamente, agradeciendo a la Comuna que se hiciera eco de nuestra solicitud al respecto.
Les informamos que para aquéll@sinteresad@s, disponemos de una copia de la mentada resolución del INADI, cuya extensión alcanza las 20 hojas, y que recoge, ampliándolos, los fundamentos planteados en su día por nuestra solicitud. En especial, les trascribimos algunos párrafos que en cierto modo resumen las conclusiones del dictamen:
“De más está señalar, por tanto, que pesa sobre cualquier concurso de “belleza” o cualquier tipo de selección como la que la comisión de fomento de El Chaltén propone, una firme sospecha de discriminación ya que estos concursos ponen a la mujer en el lugar de un objeto de exposición. Los objetos de exposición se exhiben, se miran, hasta se pueden tocar, pero no se interactúa con ellos, no ocupan un lugar activo, son objetos que están en situación estática con el sólo fin de ser mirados y al mismo tiempo, juzgados.
Es posible afirmar que estos concursos cosifican a las mujeres, ya que las consideran desde parámetros estéticos, hegemónicos, estereotipados y tiránicos. Las mujeres son medidas y clasificadas, según volúmenes corporales, con el fin de complacer a la mirada masculina que no sólo observa sino que califica.
Al fin y al cabo, estas prácticas están sosteniendo que las mujeres valen por sus atributos superficiales y que estos son lo que le darán la aprobación social. Las mujeres aparecen como objetos que valen por el cuerpo que poseen, siempre y cuando éste se acerque a los estándares hegemónicos de belleza”
“Es decir, aun mediando las mejores intenciones, resulta imposible negar que los atributos que se evalúan como meritorios poco o nada tienen que ver con aspectos que empoderen a la mujer, sino que nuevamente se relega al rol de objeto, ignorando sus cualidades y habilidades intelectuales y personales y reduciéndolas a meros instrumentos para el deleite sexual de otra persona.
Así, teniendo en cuenta la temprana edad en la que las jóvenes pueden participar en estos concursos, lo que la sociedad inculca a las niñas en el proceso de socialización es que su valor como mujeres radica en cómo lucen y que la definición de sus cuerpos no será dada por la forma en que ellas sienten sus propias corporalidades sino por cómo las ven los otros. A partir de los certámenes de belleza, a cada vez más corta edad, se va a sumiendo con naturalidad la condición de objetos sexuales bajo la creencia de que la sociedad las va a calificar en función de lo físicamente bellas que resulten para los hombres.”
“Entiende por tanto esta asesoría, que en la actualidad resulta un desafío transformar a este tipo de certámenes de una herramienta de reafirmación de estereotipo de género en una herramienta para su combate.”
Desde esta Biblioteca, y tal y como ya concluíamos en nuestro escrito de solicitud de cambio, reiteramos nuestro apoyo y colaboración para llevar a cabo este objetivo, situando a nuestra localidad, en tanto que Capital Nacional del Trekking, en la vanguardia de la apertura de nuevos caminos hacia una sociedad más inclusiva, diversa, creativa, e innovadora.
En El Chaltén, a 18 de Marzo de 2.015