DESDE LA UCR DENUNCIAN PERSECUCION POLITICA DEL GOBIERNO PROVINCIAL CONTRA MUNICIPIOS NO KIRCHNERISTAS

Dirigentes de la UCR, encabezados por Eduardo Cosa, reclamaron ante el descuento de la cuota de coparticipación que habría sufrido Caleta Olivia este martes.

Según reveló el intendente Facundo Prades, en la cuenta municipal del Banco Santa Cruz fueron depositados 4.905.845,87 en concepto de coparticipación el pasado 26 de enero y de manera automática, ese mismo día, el Banco hizo dos descuentos: uno de 245.292,29 y otro por 4.660.553,58, debitando así los 4.905.845,87 que habían sido inicialmente acreditados.
Al ser consultado Facundo Prades sobre esto, explicó que el Banco Santa Cruz sólo se limitó a señalar que fue una orden del Ministerio de Economía de la provincia. Al tiempo que aseguró que la retención de esta semana se suma “la quita del 5% para cubrir los aportes a las Cajas”.
Prades indicó que su municipio tiene 90 mil habitantes y 6.400 empleados públicos.
Ante esta situación los dirigentes de la UCR salieron a respaldar al jefe comunal y se encolumnan detrás de Prades en el concepto de que existe una “persecución política contra los municipios no kirchneristas”.
“Las medidas que ha tomado el gobierno de Alicia Kirchner sólo afectan y castigan a los vecinos de Caleta Olivia, que tendrán menos fondos para resolver el problema del agua, mejorar las calles y las plazas. Causa repudio esta persecución política que tiene de rehén a la gente”, sentenció Eduardo Costa.
“Hay mucho por hacer en Santa Cruz, como por ejemplo perseguir y castigar la corrupción, exigirle a las empresas encargadas de la obra pública que terminen las que ya cobraron y tienen abandonadas, o quitarle las áreas hidrocarburíferas a las empresas que no invirtieron; pero en lugar de comenzar con esas tareas el gobierno se dedica a castigar a los vecinos y perseguir a los intendentes de Unión para Vivir Mejor”, sostuvo Costa.
A la crítica del titular de la UCR se sumaron los diputados Roxana Reyes y Sergio Bucci. La primera sostuvo que esta decisión es “contradictoria”, ya que “por un lado piden asistencia y diálogo en torno a la coparticipación a nivel nacional, pero omiten toda convocatoria y diálogo a nivel provincial”.
En tanto el diputado por el pueblo de Caleta Olivia, Sergio Bucci, no dudó en calificar el hecho como un chantaje político, y dijo que Caleta no lo va a permitir. 
 
Corte de gas
Por otra parte, en la jornada de ayer, el intendente de Caleta Olivia Facundo Prades criticó duramente la decisión de la empresa provincial Distrigas, presidida por un antecesor suyo, Fernando Cotillo, de cortar el suministro de gas en dos gimnasios municipales al que están asistiendo cientos de chicos en colonias de vacaciones.
Desde Buenos Aires donde se encuentra gestionando los fondos para el pago de los salarios de los empleados municipales, el caletense evidenció su malestar por la decisión adoptada por la empresa de gas, como así también sostuvo que hay otros entes “que están tomando determinaciones que no son oportunas” y afectan a los vecinos.
Según indicó Prades, la empresa Distrigas mantiene con la Comuna por falta de pago de tasas municipales una deuda de 66 millones de pesos aproximadamente, “no pagan el tendido subterráneo de las líneas del servicio que prestan, que eso es una tasa municipal”, y agregó: “por eso no entendemos por qué toman estas medidas que nada bien hacen a la vida en comunidad”.
También mencionó que como hacía mucho no ocurría, los chicos a través de las colonias están haciendo uso de la pileta, “se los ve felices, porque para muchos es el primer contacto con una pileta, y por cuestiones netamente políticas no se puede poner en riesgo la posibilidad de que no la puedan usar”, ya que el natatorio se ubica en uno de los gimnasios afectados por el corte de gas.

LA OPINION AUSTRAL