DENUNCIAN SABOTAJE CONTRA CAMIONETA OFICIAL DE VIALIDAD/ LE CORTARON LOS FRENOS

El presidente de la Administración General de Vialidad Provincial, Raúl Santibáñez, denunció a principios de diciembre que la camioneta oficial en la que se traslada, había sido objeto de un sabotaje mientras estaba fuera de su vivienda particular.
Pero la información trascendió recientemente, cuando el propio funcionario reveló que esto habría sucedido mientras se encontraba en Buenos Aires, donde mantuvo reuniones con referentes de la Dirección Nacional de Vialidad. 
Durante esos días de comisión en Capital Federal, Santibáñez dejó el vehículo oficial estacionado fuera de su vivienda de Río Gallegos, pero al regresar y tener que utilizarla detectó fallas en el sistema.
“De repente saltaron todas las alarmas electrónicas, cosa que me llamó mucho la atención”, relató a una radio del interior, asegurando que tras aquello decidió solicitarle a uno de sus colaboradores que hiciera revisar la camioneta por un mecánico de la concesionaria Chevrolet, donde pocos días antes le habían efectuado un service.
“Yo pensé que habían dejado algo mal conectado, pero a las 48 horas me informaron que encontraron los cables de freno ABS desenchufados y cortados”, dijo asegurando luego, que “de la empresa nos dijeron que el que hizo esto sabía lo que hacía”, y que probablemente “tuvieron que tirarse debajo de la camioneta y no cortaron cualquier cable. El informe dice que utilizaron un elemento cortante”, añadió.
Tras el presunto atentado, el funcionario que lleva un año y ocho meses en Vialidad,  y antes se había desempeñado en la cartera de trabajo de la provincia puso en conocimiento al Gobernador, Daniel Peralta,  quien le pidió que se “cuide” y lo exhortó a hacer la denuncia penal.
Tras dar aviso a la policía y radicar la denuncia pertinente, la causa ahora se tramita en el Juzgado Penal Nº2 de esta capital, desde donde intentan establecer las conexiones que el caso podría tener con una serie de conflictos suscitados en el último tiempo.
De hecho, el propio Santibáñez, atribuyó esta extraña y alarmante situación a la efervescencia que se vive en Vialidad, en el marco de un conflicto sindical.
“Hay gente que estuvo tratando de exacerbar el conflicto”, dijo, recordando también lo que significó el incendio del edificio de la Función Pública.
“Acá en Santa Cruz, en función de los conflictos hace poco tiempo se quemó un edificio público con gente que estaba trabajando. También se quemaron dos vehículos del Ministerio de Asuntos Sociales. No podemos llegar a esta situación”.
 
TIEMPO SUR