DECOMISAN 160 KG DE LECHE DEL PLAN MATERNO INFANTIL



)

Una partida de leche que debía llegar a las madres de niños que concurren a los centros de salud debió ser decomisada y destruida por la Dirección de Inspección general del municipio de Puerto Deseado.
    El hecho fue denunciado por Damián Basques, integrante del equipo que se desempeña en el Centro de Salud nro. 1 "Ramón Carrillo", luego de referir que durante el tiempo de vacaciones del personal se trasladó a ese edificio la oficina de recursos humanos del Hospital Distrital. "Esto nos llama la atención porque no le suma nada a la atención primaria, en un edificio que prácticamente estaba abandonado y que se fue reconstruyendo con el esfuerzo de la gente del centro de salud", manifestó, recordando que "trabajamos mucho para recuperar la oficina del IDUV, donde fuimos a buscar al propio gobernador Daniel Peralta para que lo firmara y se comprometiera, hasta que después de un año y medio nos cedió el espacio".
    
    Cambio de cerraduras
    "Acondicionamos ese lugar, le cambiamos las lámparas, lo pintamos  y tratamos de dejarlo en condiciones... inclusive lo último que hice fue taparle una salida de cloacas que tenía, que largaba un olor a podrido impresionante", detalló, para añadir que "estábamos habilitando una oficina de discapacidad y otros servicios que le sirven a la gente, que le queda mucho más cerca que el Hospital, donde estábamos haciendo tareas múltiples, como entrevistas con mujeres embarazadas y programas anticoncepción".
    Basques denunció que durante el verano "nos cambiaron las cerraduras, tiraron toda la documentación de sanidad escolar en un depósito y se tiró la leche en un depósito con residuos patogénicos, donde había permanecido más de una semana".
    
    En el basural
    Posteriormente dialogaron con el responsable de Inspección General, Gustavo Vargas, a quien pusieron en conocimiento de la situación y le plantearon la necesidad de decomisar esa partida correspondiente al Plan Materno Infantil. Admitió que "el vencimiento era en octubre de este año pero fue quemada en el basural porque no estaba en condiciones de ser entregada".
    "No solamente controlamos a los chicos sino que tratamos de que lo que se entrega en el Centro de Salud tenga calidad, en este caso la calidad de mantenimiento, como está establecido que estos productos deben estar a cierta altura del piso, en un lugar seco y acondicionado según esas reglas", explicó, criticando "estos cambios que se hacen sin consensuar".
    Finalmente dijo que "yo trabajo hace quince años y nos inculcaron como una base fundamental la atención primaria de la salud, con la prevención y los controles que se hacen en los centros de salud, pero vemos como que no hay interés". "Los directores se llenan la boca hablando que ellos colaboraron con el centro de salud, pero si nosotros no empezábamos y no molestábamos, no aparecía nadie, no se acordaba nadie y ahora toman esta medida que nos quita un montón de espacio", concluyó.