COMIENZA A APLICARSE LA LEY DE EDUCACION SEXUAL INTEGRAL

 
Marta Weiss coordinó charlas en Deseado
 
"Deseado es un lugar muy caro a mi corazón; cuando me propusieron que viniera no les costó mucho convencerme", sostuvo la docente Marta Weiss, invitada por el equipo ESI de la Escuela Industrial Nro. 3 "Oscar Smith" para referirse a la nueva ley de educación sexual integral y su puesta en marcha en los establecimientos educativos de Santa Cruz.
Aclaró que "no hay que perder de vista que estamos hablando de qué le corresponde y qué no le corresponde a la escuela hacer en esto de acompañar lo que los expertos llaman el proceso de sexuación de los chicos", agregando que "el sexo es un hecho inicialmente biológico cuando se nace pero luego la sexualidad, cómo se construye esa subjetividad de varón y de mujer es una construcción social en la que tenemos ingerencia todos, la familia primero y la escuela como socializadora de segundo orden".
 
Desafíos educativos
"No hay escuela que no dé educación sexual... lo que pasa es que muchas veces no saben que la están dando, y no sabe con qué resultados, y eso es un riesgo, porque cuando uno hace algo y no sabe con qué resultado, puede hacer daño con las mejores intenciones", advirtió la docente, entrevistada en el programa radial Deseado Revista.
En este contexto postuló que "si algo tenemos que hacer los adultos en esta época es pensar cómo hacemos para vivir juntos los que pensamos y sentimos distinto... ese es el desafío fundamental de la educación".
Marta Weiss indicó que "el docente es un agente del estado, y como tal debe cumplir la ley, en este caso la 26.150, y hay una razón para cumplir" por lo que el slogan del encuentro fue "educación sexual es parte de la vida, es parte de la escuela". "Ahora hay contenidos curriculares que los chicos tienen que aprender, que tienen derecho a saber, de ninguna manera modificar su estilo de vida y cada familia tiene todo el derecho del mundo de educar a sus hijos en el sistema de creencias y valores que quiera, siempre y cuando no vulnere el derecho, y aquí entra un punto diferente, que es innovador y conmovedor", enfatizó.
 
Tomando decisiones
La docente manifestó que "lo que los chicos sepan o no sepan, siempre es mejor que sepan, porque sabiendo pueden tener herramientas para tomar mejores decisiones, porque ellos toman decisiones sobre su vida... no están esperando que los adultos les digan". 
Resumiendo los principales aspectos de las charlas que brinda en todo el país, planteó que "la sexualidad entra en la escuela primero desde el lugar de cómo le impacta su propia sexualidad al docente, y en segundo término, cuando la escuela organiza la vida del escolar, lo que permite y lo que no permite, lo que acepta y lo que no acepta, eso es educación sexual, cuando resuelve lo que nosotros llamamos episodios disonantes, que puede ser cuando un chico trae una noticia que leyó en el diario, o irrumpe una escena que conmueve, por exhibicionismo o por estas cosas que están pasando con las selfies o lo que se sube a Internet y qué hace la escuela con eso; y en tercer lugar todas las escuelas han hecho algo con eso, lo que no siempre han hecho es lo que marca la ley, que es desarrollar contenidos curriculares, con intervención pedagógica, organizada, planificada, evaluada y con posibilidades de asegurarse la comprensión de eso, qué queremos qué comprendan, para qué queremos que lo comprendan y cómo nos vamos a dar cuenta que lo comprendieron, que no es tomando una prueba escrita, seguramente". 
Proyectos institucionales
Afirmó luego que "es fundamental no dejar afuera a las familias en este proceso". "Es un momento para comenzar a darse cuenta de lo que uno está haciendo, cómo lo está haciendo y las maneras de mejorarlo", acotó.  
En otro tramo de la entrevista señaló que "se trata de que cada institución tenga su proyecto institucional de educación sexual, que va a ser adecuado a la comunidad a la que se dirige", añadiendo que "hay que llegar a acuerdos institucionales que permitan decir: 'en esta escuela a la ley la vamos a aplicar de esta manera', y esa manera puede ser variadísima, lo que no puede es recortar contenidos y no enseñar algunas cosas que los chicos, a determinada edad, tienen derecho a saber".