AVES DE PUERTO DESEADO

ilustraciones de Ricardo Bogetti, autor de RELEVAMIENTO TURISTICO DE LA COMARCA ATLANTICA DEL RIO DESEADO

 

Por Annick Morgenthaler, Lic. en biología.Investigadora en el Centro de Investigaciones de Puerto Deseado (UNPA) y coordinadora del Club de Observadores de Aves de Puerto Deseado

La región de Puerto Deseado, con su ría, costa de mar, lagunas, cañadones y numerosas islas ofrece refugios y ambientes naturales propicios para la fauna y la flora. Se han registrado más de 120 especies entre aves marinas, costeras y terrestres de las cuales 60 son muy comunes de ver (VER LISTADO). Varias de estas aves se congregan en grandes colonias reproductivas.

La Ría Deseado junto a la Isla Pingüino e islas adyacentes ha sido declarada área de importancia para la conservación de la aves - AICA AR248 en 2008. Los criterios usados para definir esa AICA fueron A1) la presencia de cuatro especies amenazadas (Pingüino de Magallanes, Pingüino de Penacho Amarillo, Cormorán gris, Petrel gigante), A4ii) la presencia de > de 1% de la población mundial de una especie (Pingüino de Magallanes) y A4iii) la presencia de > de 10´000 parejas de aves marinas de una o varias especies (BirdLife International 2012).

LA OBSERVACIÓN DE AVES COMO PRODUCTO TURÍSTICO

La Ría Deseado permite la observación de gran cantidad de aves marinas y costeras, que se pueden ver realizando excursiones náuticas y recorriendo su costa caminando o con vehículo (ej. costanera y camino costero). Las aves marinas más llamativas y comunes de ver en la Ría son el pingüino de Magallanes, las cuatro especies de cormoranes, incluyendo el escaso y llamativo cormorán gris, tres especies de gaviotines, tres especies de gaviotas, tres especies de ostreros, los patos crestones y vapor, la paloma antártica, el petrel gigante y el macá grande.

Un viaje al Parque Interjurisdiccional Marino Isla Pingüino ofrece además la posibilidad de observar algunas aves marinas más difíciles de ver en otros lugares de la costa, como el pingüino de penacho amarillo, dos especies de escúas y el albatros de ceja negra.

A escasos pasos de las costas de la Ría, se abren los cañadones de la Reserva Natural Ría Deseado que permiten avistar distintos pájaros terrestres, que habitan en la estepa patagónica y en las rocas de los cañadones. Se distinguen entre otras especies, el chorlo cabezón, la agachona chica, las bandurrias, las dormilonas, los gauchos y los yales, sin olvidar búhos,  halcones y demás aves rapaces.

Una de las características más destacables de los avistajes que se realizan en Puerto Deseado, es la cercanía con la cual es posible observar a la abundante avifauna sin generar disturbios; característica comparable a destinos turísticos de renombre internacional como las Galápagos o la Antártida. Otra razón que hace de Puerto Deseado un destino único es la posibilidad de observar todas estas aves y naturaleza en un estado casi virgen a escasos pasos del pueblo a través de recorridos muy cortos, sin necesidad de viajar decenas o cientos de kilómetros.

Texto completo incluido en PUERTO DESEADO, UN MUNDO SORPRENDENTE, relevamiento turístico, Ricardo A. Bogetti, tercera edición, 2015, Ediciones culturales EL ORDEN. Consultas y adquisición: edicionesdelbuscador@gmail.com o deseadorevista@gmail.com